Cerrar ventana de carga...
Cargando...

¿Cómo serán los súper del futuro? Las tiendas Hema en China marcan el camino

¿Cómo serán los súper del futuro? Las tiendas Hema en China marcan el camino

Dicen los gurús de los negocios que para que la tienda física sobreviva, tendrá que adaptarse a las nuevas necesidades del mercado. ¿Cómo?: integrando el canal online y offline, pero sobre todo ofreciendo experiencias que internet aún no ha sido capaz de proveer.

EL gran Gigante Amarillo será el encargado de liderar ese cambio  en el que estarán a la orden del día el pago por móviles, y el insaciable hambre de consumir lo más nuevo. Para contrarrestar estas tendencias, las tiendas se verán obligadas a redefinir sus procesos de compra.

Ejemplo de ello son los establecimientos de Hema, cadena de tiendas que pertenece a Alibaba y que están sirviendo como proyecto piloto para saber cómo serán los comercios de un futuro cercano. Estas tiendas parecen a simple vista supermercados corrientes, pero su diferencia es que el espacio destinado a los productos es significativamente menor en detrimento de otras áreas orientadas a que los clientes degusten los productos.

Además, en estos locales se ubica un pequeño bar en el que se tira cerveza, un espacio para café gestionado por Starbucks y diversas cocinas en las que un grupo de cocineros elabora ‘in situ’ platos para degustar allí mismo.

Para muchos jóvenes trabajadores chinos, la opción de comer en este tipo de locales es más beneficiosa que hacerlo en otro tipo de restaurantes, tanto por el precio como por la frescura y calidad del producto. Se puede, por ejemplo, elegir el marisco vivo y consumirlo en el momento.

Además, existen tres formas de hacer la comprala primera como es tradicional, eligiendo de los lineales los productos que queremos y llevándolos en un carrito hasta la caja autoservicio. El pago se realiza a través de una aplicación llamada Alipay ligada al supermercadoLa segunda fórmula es solicitar la compra mediante la aplicación, y un repartidor lleva el pedido a tu casa en menos de 30 minutos, si estás a menos de 3 kilómetros de distancia. Y por últimoun modo híbrido que sería elegir el producto en tienda pero comprar escaneando el producto mediante la app.

Tal como ha hecho Amazon en su última apertura de supermercado inteligente, Hema aspira a prescindir de personal y de hecho en muchas de sus tiendas no existen cajeros cobrando. Sin embargo, existe un buen número de empleados atendiendo personalmente a los clientes para guiarles en las compras u ofrecerles productos para probar.

Por su parte, el principal competidor de Alibaba, JD.com, ya ha armado su estrategia de contrataque y ha lanzado su propia línea de supermercados, 7Fresh cuyo atractivo es que los carritos de la compra siguen de manera automática al cliente.

También Carrefour se ha sumado a estas reformas del sector introduciendo pequeños espacios con mesas y sillas, además de wifi gratis.

Lo que está claro es que en este momento, Hema lidera el cambio del ‘New Retail’ con 25 tiendas de este tipo, distribuidas en 7 ciudades y la previsión de abrir una treintena más en Pekín durante este año. El objetivo final: gestionar 2.000 en todo el territorio.

Estas acciones podrían propiciar a juicio de la consultora Analysys que el año que viene las ventas de los supermercados online se disparen en China hasta los 45.000 millones de euros.

El salto será brutal teniendo en cuenta que el sector se embolsó 11.700 millones en 2016. Hasta ahora, el 7% de los chinos que viven en núcleos urbanos hace sus compras en internet.

 

Sin comentarios

Post A Comment